domingo, 29 de marzo de 2015

RENACERÁS


Cuando caminando tu vida
encuentres siempre
la misma piedra
llévala contigo.

Cuando pierdas un amigo
cuando menos lo esperabas
consuélate
por haberlo tenido.

Cuando la injusticia
te deje desvalido
sin aliento,
vuelve a creer.

Cuando ames tanto
hasta perder la piel
y te inunde un diluvio
seca tu alma al sol
te perteneces.

Cuando seas pájaro herido
busca cobijo, descansa,
cura los sueños de tus alas
vuelve a volar.

Cuando tu vida
se vuelva noche
no desesperes
busca las estrellas.

Cuando sientas
tu existencia
eterno invierno
como un árbol sin savia
recuerda que la primavera
siempre trae hierba fresca.

Aterciopelarán rosas
en tu mirada.
Estará tu eterno manantial
en el prado de tu vivir
sólo tienes que reconocerlo
y renacerás...

Xenia Mora Rucabado

martes, 3 de marzo de 2015

SI ME DICES LO QUE NECESITO OÍR




















Con tus palabras
de susurro enamorado
seré tuya
si dices mi nombre.

Con tus palabras
desando caminos
cruzo fronteras
amanezco en ti.

Con tus palabras
construyo nuestra casa
me reinvento
renaces en mí.

Con tus palabras
despejo umbrales
creo confines
hasta llegar a ti.

Con tus palabras
quiebro las estatuas
tiro las caretas
me desabrocho la blusa.

Xenia Mora Rucabado 

lunes, 22 de septiembre de 2014

ESPEJO INTERIOR


Cuando la existencia
me restituya la alegría,
seré mensajera de música
con voz de versos al viento,
dejaré volar las últimas hojas
de este otoño suicida.

Bucearé en mi subconsciente
con la mirada inmersa,
en el perdón como bandera
en aciertos y desaciertos.
Seré faro de mi destino
con voluntad sin tregua.

Batallaré naufragios
con agujeros de ausencia,
mi velero llegará
por fin a su puerto.

En aquel momento,
retomaré mi viaje,
construiré puentes de acero
para llegar a tu orilla,
así, alojaremos abrazos
donde tú seas tú y yo sea yo.


Xenia Mora Rucabado
12 de enero de 2014


domingo, 16 de septiembre de 2012

ÁNGEL CAÍDO II



Malherida
con aguerridas alas,
la voz del ángel
evade tormentas.


Tules de ortigas
cubren su piel,
la sequía de caricias
corteja su duelo.

La infinitud es aguijón
que infecta su recinto,
con el filo del abandono
es huérfana.

En lo profundo de su alma
sumida en el limbo,
agonizando su canto
pronuncia un nombre.

Xenia Mora Rucabado

ÁNGEL CAÍDO I




¡Qué ilusión traía!
tomó de equipaje su alma
siguió la huella de su canto.

Rodó el tul del pudor
en el clamor de sus ansias
fundieron su piel en una.

¡Qué ilusión traía!
buscaba sus brazos
y espadas estrujaron su ser.

No importaba nada...
Sólo anhelaba la dulzura de su mirada,
aunque en ello se le fuese la vida.

Xenia Mora Rucabado

viernes, 17 de agosto de 2012

VERSO HERIDO




Hoy un verso sangra
trepa por un muro de púas,

sobrevive tembloroso
tras la red fútil,

página fantasma
jamás impresa.

Vaga un verso herido
intenta en vano perpetuarse,

el disparo de un verbo
le agrieta el sueño..

Xenia Mora Rucabado

domingo, 12 de agosto de 2012

TRASCENDER


Olas agonizan en mi playa
musgo resbaladizo
mano ausente.

Transgredo el invernáculo
donde se esconde la palabra
intimidad del caparazón
que aprisiona la gaviota.

Me trasciendo,
limpio,
suelto amarras
parto mar adentro.

Xenia Mora Rucabado

jueves, 26 de julio de 2012

DOLOR II


                                                           
Dolor, es un niño sin madre
retoño a la intemperie
del monstruo de cemento.

Manitas ateridas
implorando cariño,
Calor, hogar.

Piecitos descalzos
llagados del escombro
que dejan las guerras.

Dolor, es gangrena
de abandono
asomando los huesos
con la exhalación del hambre.

Dolor, es mirar
el tenue hálito
de unos ojos que imploran
un mendrugo de pan
en un abrazo.

Xenia Mora Rucabado

Presentación de mi libro " DESCALZA"


VEN



                                                              VEN


Hay lluvia
bajo el manto de mi piel.
Llevo la luna entre mis piernas.
Mis dunas y mi playa te llaman.

Ven, descansa en mí humedad.
Sé escultor de mis pendientes.
Cincela mis rincones solitarios.
Resuelve la ecuación de mis deseos.

Ven, dueño de mi ímpetu.
Seré melodía entre tus dedos.

Xenia Mora Rucabado

sábado, 21 de julio de 2012

PRIMER GRITO DE SOL




Primer grito de sol
resplandor de hechizo
proyecta el cáliz
de mi hoguera al gozo.

Un río secreto
aguas en remanso
espejo donde habito
bañan mi templo al alba.

Tengo grutas inmaculadas
con tesoros en versos
son mi botín interior
tallado a fuego
en mis venas y en mis huesos,
paso a paso
caricia a caricia
risa a risa
beso a beso.

Xenia Mora Rucabado.

sábado, 23 de junio de 2012

LA VID DE TU VIDA



Eres raíz en el desierto
cepa dorada de sol
sudor de esperanza
cosecha milenaria.

Llevas en tus manos
surcos de tierra.
El verde de la uva
es horizonte en tu faz.

Cincelas las uvas como hijas
en la matriz de los toneles
que hamacando nueve lunas
te regalan el parto del elíxir.

Hoy, en gran fiesta de vendimia
ofrendamos a la madre tierra.
Palpita mi piel entre tus dedos
como laten las uvas en tu vino.

Xenia Mora Rucabado





domingo, 2 de octubre de 2011

ÚLTIMO HÁLITO


La infinitud del universo me acompaña: 
aunque sienta esquirlas en mi cosmos 
mi verso aletee sin voz 
y mi canto sea gemido de gorrión 
resistiré el hielo del silencio. 

La infinitud del universo me acompaña: 
aunque zambulla el dolor hasta los huesos 
y el espejo de la vida me deje sin rostro 
sin el manantial de una mano amiga 
resucitaré las hojas muertas. 

Caminaré y caminaré: 
aunque sienta mis huellas en un hálito 
y un cabestrillo sostenga mi cuerpo 
aun así me mantendré de pié 
porque estaré arrullando a mis pájaros. 


Xenia Mora Rucabado 

jueves, 28 de julio de 2011

LEJOS DE MI PATRIA

 
Caminaba sin rumbo

con mi patria bajo el brazo
como una huérfana.

Venía desde lejos
no sentía mi aire
solo quietud del paisaje
piedra lunar del tiempo.

Aquí donde naufragué
tan lejos de mi mar
no hallaba mi nutriente
respirar el infinito.

Conocí la rosa melancolía.
Hielo del extraño
evaporado en su secreto
y mi silencio.

Colgaban de mis manos cadenas
vientos de añoranzas.
Entiende mi lágrima
con estas palabras.

El tiempo dejó el miedo
la rosa ya es rosa
como la de mi hogar.
                                                                        Ahora
                                   llevo a mi Patria
                             en mis pasos..

Xenia Mora Rucabado



miércoles, 6 de julio de 2011

MESA VACÍA



Si cerraron todas las puertas
las bisagras del tiempo
¿cómo encuentro a mis rostros amados?

Si desarraigaron mi ancla
exiliada en la cornisa de la nostalgia
¿cómo llego a mi puerto?

Si tengo el vacío
enraizado en nuestra mesa
¿cómo descubro la sonrisa?

Llora mi útero ausencia
busco, corro
por las calles del mundo.

Si este cabestrillo lo llevo clavado
hasta el tuétano.
¿Cómo sigo respirando?

Xenia Mora Rucabado





miércoles, 22 de junio de 2011

NOSTALGIA II


 Rayos de quimera
atraviesan el follaje
 y tartamudean exilios,
 vestigios del otoño
 que gime unos versos
 de hiedra malherida.
 
 Cayeron los muros
 que la sostenían
 y las caretas de barro
 mostraron las bestias,
 que en bandada vinieron
 a pisotear su añoranza.

Xenia Mora Rucabado

domingo, 12 de junio de 2011

MENDRUGO DE LUNA


La espada del hambre
cruje el cimiento
de las huellas en la calle.

Es inútil maquillar
los harapos
de unos  huesos.

Una voz en el asfalto
con las manos heridas
busca un mendrugo de luna.

Y la noche inhala
los quejidos
de unos pasos de aire.


Xenia Mora Rucabado




miércoles, 8 de junio de 2011

CONTEMPLO MI PELÍCULA


Desde la piel de mi soledad
contemplo con asombro mi película
y  va develando
 enigmas en el humo.

Bifurco espacio y tiempo.
Un grito
quiebra la urna
 donde me encuentro.
Caigo y despierto
 con acaecida realidad.

Obnubila el desgarro
  mi conciencia.
Los escaparates
 engullen el crepúsculo.
El hielo nocturno
 aciaga mi alma.

Indefensa,
estallo en esquirlas el espejo.
Busco en vano
 y no puedo encontrar mi rostro.

Xenia Mora Rucabado

miércoles, 11 de mayo de 2011

HOY, EN EL DÍA DE MI CUMPLEAÑOS



 
Hoy, en el día de mi cumpleaños:
hay llagas de versos
en mi puerta.
Soy el lenguaje callado de las hojas
nostalgia de otoño
cepa que cruje
savia de viña
en el desierto.

Hoy, en el día de mi cumpleaños:
hay una mesa en penumbra
dos copas sin manos
un vino de ausencia
-sin lumbre mi leño-
y tú ni siquiera me recuerdas.

Xenia Mora Rucabado
 

martes, 5 de abril de 2011

JARDÍN EQUIVOCADO


Eclosiona en eco la flor dormida
del letargo invernal que la ensoñaba,
anhela tocar con sus labios la luna
y beber del elíxir con  deleite.

Se viste de perfume y nácar
sale en busca de su  ruiseñor.
Baila con la luna ensortijada
para escuchar sus canciones al alba.

Mas el péndulo de la noche gira a contramano,
borrascosos caminos la sobresaltan,
sangran  espinas de  utopía
y suena la alarma de regreso.

Arden sus pétalos en holocausto,
lívida está con los pies descalzos
y encuentra su sed una copa vacía
en el jardín equivocado.

Xenia Mora Rucabado